lunes, abril 10, 2006

Preludios y nocturnos

Image hosting by Photobucket

The Sandman, preludios y nocturnos, es la compilación de los siete primeros números de la seria escrita por Neil Gaiman, y que cuenta con ilustraciones de Sam Keith, Mike Dringenberg, Malcolm Jones III y el excepcional Dave McKean (Arkham Asylum) en los diseños de portadas. La serie relata las historias de Morpheus, eterno rey de los sueños, quien en 1916 es capturado por el líder de una oscura secta competidora de Golden Down, la celebérrima secta de Aleister Crowley, provocando con esto extrañas afecciones en el sueño a la gran parte de los habitantes del planeta. Sesenta años después, habiendo muerto el mago que lo capturó, el circulo mágico donde esta atrapado es roto y Él logra escapar, condenando al anciano hijo del mago a una pesadilla eterna, dedicándose entonces a recuperar los objetos que le fueron robados. Las Hecataes le dicen quienes los tienen: la bolsa de arena del sueño la tenía John Constantine; su corona estaba en manos de Choronzón, un duque del Infierno; y su gema reposaba en las bodegas de la Liga de la Justicia.

La bolsa de arena fue fácil de conseguir. Constantine le facilitó la tarea. En cambio por su corona tuvo que batirse a duelo con Choronzón, para finalmente enfrentarse al mismo Lucifer y las huestes del Infierno. Y su gema la poseía un peligroso reo del Asilo Arkham, quien termina haciendo una masacre en un restaurante de pueblo
.

Image hosting by Photobucket

Gaiman pertenece a la generación de escritores de comics que inauguró Alan Moore en los 80´s, con obras como Swam thing, From hell o V from Vendetta, de guiones elaborados, oníricos, de personajes esmeradamente diseñados y conversaciones coherentes. Tardé mas o menos tres horas leyendo las 210 paginas de la historia, y a medida que recorría cada una, no cesaba mi admiración por la obra de Gaiman, pero igualmente era conciente de no poder decir algo que ya no hubiera sido dicho: “sus creaciones son obras con la claridad de un cuento de hadas y el tono subversivo subyacente típico en un escritor de ficción de primera fila” (Sthepen King), “Neil Gaiman es una estrella” (Clive Barker). El dibujo, en cambio, no ha resistido muy bien el paso de los años, ya que el primer numero de la serie fue publicado en 1991, pero gracias a este DC Comics fundó una casa dedicada a comics para personas “maduras”, Vértigo.

La historia, en apariencia, es simple, pero Gaiman logra un increíblemente lúcido y oscuro relato, a lo cual se aúnan personajes lo suficientemente desarrollados para lograr una obra maestra
.

Publicar un comentario