jueves, agosto 10, 2006


Hace años un amigo, el cual terminó algo loco lo cual no es extraño en mis amigos, me dijo: “tienes que escoger algún lado, tienes que tomar partido, no puedes quedarte en el medio porque si lo haces eres un tibio, y a los tibios los vomita la ira de dios”. Aunque en esa época él se refería a que yo debía decidirme entre dios y escuchar metal, aclaro, fue hace mucho tiempo e, inteligentemente, preferí escuchar metal que adorar a un dios inexistente, decidí aplicarlo a todas las cosas en las cuales creo. Y después de ver este enlace, me arraigo en mi creencia de apoyar a los valientes feyadines que luchan contra el cruel ejercito sionita. Las imágenes son explicitas.
Publicar un comentario