jueves, junio 15, 2006

Arkham Asylum


“Una casa seria sobre una tierra seria” Batman, creado por Bill Finger y Bob Kane en 1939, representa, dentro del ámbito superheroico, al arquetipo del millonario misógino y esquizofrénico que un buen día se levanta y dice “voy a combatir a los villanos” vestido de kevlar y spandex, que tan bien copió Iron Man (en acero) y otros cuantos millonarios. Sin embargo Bruce Wayne (o Bruno Díaz, como lo llamaron en la traducción de la versión televisiva protagonizada por Adam West) es uno de los pocos personajes de comics vigentes que, a pesar de su uniforme, conserva el estilo de héroe pulp como, de nuevo, Doc Savage, the Shadow, the Phantom, the Bat, mas directamente, o Sherlock Holmes, gracias a sus habilidades deductivas, y justamente representa la antitesis de Superman: Batman es un humano que, gracias a un trauma de la niñez y a una inmensa riqueza, termina convertido en héroe, detective, inventor y comandante. Totalmente exento de superpoderes, Batman es una sombra incómoda a Superman. Aunque en sus comienzos mataba a sus enemigos, y Wayne era un sofisticado y maduro industrial, el personaje se convirtió en un aterrador y sombrío vigilante que evitaba el uso de la violencia extrema y Wayne en el excéntrico playboy de Gotham.

Arkham Asylum: A Serious House on Serious Earth, el trabajo conjunto de Grant Morrison, practicante de la Magia del Caos y uno de los guionistas mas reputados de la escena, y Dave McKean, de quien he hablado anteriormente, es la exploración en el subconsciente de Batman y su descenso al infierno que representa el Asilo Arkham, celda y hogar de todos los dementes capturados por él durante su larga cruzada contra el crimen. La historia se desarrolla en dos arcos argumentales: en el primero se relata la historia del siquiatra Amadeus Arkham, la causa de la demencia de su madre y el brutal asesinato de su esposa y su hija por el peligroso asesino serial Mad Dog, al cual había entrevistado; su propia enajenación y la fundación del asilo, de donde fue el primer paciente. Simultáneamente cuenta de la toma del Asilo por parte de pacientes, encabezados por Joker, quienes demandan la presencia de Batman – te queremos a ti, aquí, con nosotros, en el manicomio. Donde perteneces – convirtiéndose en un viaje terrorífico dentro de la locura de los pacientes, y del propio Batman.

Es un mal viaje en formato de novela grafica de culto de altísima calidad, “una historia de horror psicológico y de secretos que reverberan a través de tiempo”.

Una imagen extra: Contraportada de Batman, Blanco y negro, por Alex Ross


Publicar un comentario