martes, mayo 30, 2006

[Módem conectándose a la red, repique habilitando programas de protección, Domain servers in listed order: DNS-01. 152.163.199.42, DNS-02. 152.163.199.56, DNS-ans.net 198.83.210.28, conexión a servidor proxi, « Tracert dns-01 » Tracing route to dns-01. [152.162.199.42], envío de paquetes a servidores esclavos, sobrecarga de servidores, volcado y reenvío de packets, sonido de automóviles, ascensores, aviones, raves, vendedores ambulantes, guadañadoras, latas de cerveza, puertas, maquinas... el caos concretándose en el centro de todo. Calor y ruido. Velocidad in crescendo].

Desconexión.

Al terminar el trabajo, levanta la cabeza, sudorosa, y emite un suspiro de profunda satisfacción. Es entrada la mañana, las ocho y treinta aproximadamente, de un día hermosamente soleado. Gran cantidad de gente circula por la zona, la mayoría ejecutivos de pulcros vestidos Versace o Ralph Laurent. Es una elegante zona de la ciudad de edificios de plata azulada, de árboles ornamentales y autos lujosos. En el cielo hay mucho movimiento, dos helicópteros artillados sobrevuelan a baja altura, y un contingente de soldados bien armados desciende velozmente de un transporte blindado a unos pocos metros, desplegándose e iniciando requisas selectivas. Æ se asusta. Esconde rápidamente su maquina en un maletín que para tal efecto llevaba, sale disimuladamente de la cabina telefónica y se dirige a un callejón, intentando lo más posible pasar desapercibido, no notando que llama exageradamente la atención. Escucha un grito a su espalda, alguien que tronaba con voz recia –Deténgase ahí!- Un avión de papel fabricado por las manos de un niño, y víctima de su alegría, es arrojado desde el duodécimo piso de una pirámide de cristal. El avión desciende, siguiendo una corriente de aire que surca verticalmente el edificio, y, mientras se escucha el tableteo de un arma automática, hace una graciosa curva hacia arriba, para volver a voltear, descendiente, incesante e incansable, hasta el piso de concreto donde ha de estrellarse y empaparse de sangre. La sangre de Æ.

Photobucket - Video and Image Hosting
Publicar un comentario